Medidas de Protección I

Como ya sabemos, los/as menores son uno de los sectores más vulnerables de la población y, por ello, es necesario preservar su integridad.

En la actualidad, este grupo sufre determinadas circunstancias en las que sus derechos son vulnerados. Estas situaciones son derivadas de características familiares, sociales, culturales e incluso individuales cuya manifestación incrementa el desarrollo de un comportamiento negativo.

Sin embargo, en contraposición a esto, emergen factores y medidas de protección encaminadas a garantizar los derechos de los/as menores. La forma de actuación a la que hago referencia se efectúa a través de la aplicación de medidas de protección dirigidas a la infancia y adolescencia, las cuales procuran albergar unas condiciones adecuadas de seguridad, afecto y estabilidad para que los/as menores se encuentren en un entorno seguro. Es de esta manera como surgen el acogimiento, pero también otros términos de carácter jurídico como son la tutela, la guarda, acogimiento y la adopción.

Es por ello, que voy a comentar las medidas de protección existentes.

En esta primera parte, solo hablaré de la tutela y la guarda. En el siguiente post, al considerar que es un ámbito más amplio y difícil, hablaré del acogimiento y la adopción.

Declaración de desamparo y asunción de la tutela por ministerio de Ley.

La tutela por ministerio de ley es la medida tomada por la Administración Pública cuando se declara una situación de desamparo de un/a menor sin el requisito de ser establecida por los órganos judiciales. Es definida por La Cruz (2010) como “la institución que sirve para la guarda, protección y representación de los menores no emancipados, y de los incapacitados no sujetos a patria potestad, y para la administración de su patrimonio”.

Para asumir la tutela es necesario la declaración de desamparo de un/a menor. Acedo (2014) recalca que la tutela es el organismo de guarda más significativo, ya que otorga una protección semejante a la patria potestad a causa de sus idénticas funciones.

Guarda.

La guarda es una medida de protección que se hace cargo de un modo eventual de la guarda y custodia de un/a menor. Esta misma función es descrita por Martín, Mora y Perera (2004), como:

La institución jurídica ejercida por los padres respecto a sus hijos no emancipados o por los tutores respectos a sus pupilos, y que comprende el deber de velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

Por consiguiente, la guarda procede cuando:

  • El padre, madre o tutor/a ejecuta esta medida, siempre que las circunstancias impidan atender a el/la menor.
  • El Juez lo ordene. Generalmente en procedimientos de separación matrimonial, divorcio o nulidad, en causa penal o en periodo previo a la constitución de la tutela ordinaria.
  • Se estime oportuno debido a la situación de desamparo de un/a menor en la que se asume la tutela y la guarda.

Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: