La entrevista

En el ejercicio de la profesión se afrontan diversos riesgos, límites y dilemas tanto en el trabajo interdisciplinario como con las relaciones con los/as usuarios/as.

Así pues, tal  y como D. Schön afirma, en esta disciplina lo más difícil es precisar y delimitar la situación-problema, antes de dar respuesta a las demandas, puesto que en ello reside el éxito de nuestra  intervención.

De esta manera aparece la entrevista, esa gran aliada del trabajador/a social. Hay que tener claro que la entrevista no es un fin, sino un medio por el cual se intenta alcanzar un cambio. Es indispensable plantear la relación como un propósito de la buena atención, y no como una consecuencia. Esto es la clave principal por la cual se produce la comunicación necesaria para la realización de la entrevista, es decir, el feed back requerido. Por lo tanto, se considera una conversación formal cuya intencionalidad lleva implícito unos objetivos.

Pero, ¿qué es la entrevista?

Es la técnica por excelencia a través de la que se entabla una conversación con el objetivo de recoger información. Es decir, su finalidad es centrarse únicamente en la persona que acude al servicio. Saber quién es y  cuál es su situación antes de conocer la demanda y avanzar en la respuesta.

La entrevista es fundamentalmente una relación, para la que debe existir por parte del profesional una motivación y un interés que haga posible r la empatía con las personas que debe atender.

La técnica se refiere a la capacidad del profesional para poder por un lado, observar al entrevistado, lo que está diciendo y al mismo tiempo conectar con las ideas que dicha comunicación genera (proceso de atender y pensar, sin quedar captado o capturado por el relato y no poder reflexionar). Utilizar la técnica en la entrevista significa, plantear temas y preguntas de forma pertinente para no bloquear al entrevistado y favorecer su confianza y colaboración

Uno  de los aspectos útiles de la entrevista es la capacidad de tejer una relación en la que los elementos técnicos, éticos y relacionales puedan unirse, para que la comprensión y el respeto del profesional despierten la confianza de la persona atendida, de forma que los sentimientos iniciales de angustia, de pena, de rabia o de dolor den paso a la posibilidad de pensar, de pensar, sentir  y actuar mejor de lo que lo hacía antes de ponerse en contacto con el trabajador social.

PASOS PARA LA ELABORACIÓN DE LA ENTREVISTA

  1. Planeación de la entrevista (Implica documentación).
  2. Definición de lugar y fecha de su realización.
  3. Determinar las personas que estarán presente.
  4. Explicación y comienzo de la entrevista (incluye establecimiento de normas/ confidencialidad).
  5. Desarrollo de la entrevista (ver tipos más adelante)
  6. Sistematización de la entrevista (evaluación).

RECURSOS UTILIZADOS

  1. Tiempo
  2. Humanos
  3. Financieros; para el desplazamiento.

TIPOS DE ENTREVISTA

Se puede clasificar de diversas formas dependiendo del ámbito en el que sea usada:

  1. Según su estructura y diseño puede ser:
  • Estructurada: las preguntas a realizar requieren un esquema preestablecido, secuenciado y dirigido. Por lo que las posibilidades que tiene el entrevistado de desviarse de la entrevista son casi nulas (preguntas cerradas)
  • Semiestructurada: aquella que antes de su realización ya tiene establecido el objetivo o la información que se quiere recabar. Debido a que las preguntas que se realizan en ella son abiertas existe la probabilidad de recibir más alternativas de respuesta.
  • No estructurada: no requiere una estructuración previa. Se enfoca en la información obtenida de otras fuentes como por ejemplo de la documentación y a medida que avanza la conversación, la entrevista se va construyendo. Dentro de este tipo de entrevista se encuentran también la entrevista a profundidad, enfocada, focalizada, clínica y no dirigida o libre:
  1. A profundidad: permite al entrevistado transmitir su punto de vista de la situación. Al igual que la observación puede plantearse holísticamente, pero además puede ceñirse a un solo acto. Puede ampliar el horizonte de intervención y comprender más que explicar. Establecer un formato estímulo/respuesta. Y, obtener respuestas emocionales frente a las racionales.
  2. Enfocada: se parece un poco a la entrevista descrita anteriormente, pero se dirige específicamente a situaciones concretas y se diferencia de ella porque no revive toda la vida sino que se basa en la reconstrucción de una experiencia personal concreta. Se elabora una guía de preguntas a partir de las anteriores.
  3. Focalizada: la manera en la que conduce la entrevista en profundidad de manera grupal, ya que proporciona información que la entrevista individual no ofrece. Este tipo de entrevista, se desarrolla sobre la base de un tema que le interesa al investigador.
  4. Clínica: tiene fines terapéuticos y es utilizada mayormente en las ciencias de la salud y del comportamiento. Tiene finalidad privada e intenta atender a la individualidad del paciente.
  5. No dirigida o libre: en este tipo de entrevista, el entrevistado se expresa con libertad de diversos temas. Únicamente se interviene para conducir al entrevistado/a a la profundización de otros aspectos. A diferencia de la entrevista estructurada son más ajustadas al tiempo, hay mayor libertad para hablar. Una desventaja es que dada su falta de estructura se puede no atender a los aspectos relevantes.

2. Según el momento de su realización:

  • Exploratoria o inicial: se realiza en el primer momento con el fin de recolectar aspectos relevantes y revelar una impresión inicial que contribuya a la creación de un plan de intervención a futuro.
  • De seguimiento o desarrollo: se realiza para profundizar los aspectos conocidos en entrevistas anteriores. También permite describir el proceso o evolución del proceso de intervención.
  • Final: se utiliza para sintetizar la información obtenida a lo largo de la intervención.

Criterios para conducir entrevistas y preguntas

Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Un comentario en “La entrevista”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: