Informe social

Como bien sabemos, la expresión material del registro de la intervención del profesional es algo esencial para no dejarnos atrás ningún detalle de los/as usuarios/as. Es por ello, que la información debe de estar organizada y registrada de manera que se pueda acceder y examinar por los/as profesionales implicados en el procedimiento.

En su artículo 3, el código deontológico de la profesión de diplomado en Trabajo Social muestra como instrumentos específicos de los diplomados/graduados en trabajo social: la historia social, la ficha social, el informe social y el proyecto de intervención social.

Antes de elaborar cualquier informe social, ha de ejecutarse una investigación  de la situación que se interviene siendo capaz de analizar la implicación de las distintas variables aplicadas. Y por tanto, evitar la subjetividad y apreciaciones personales, la no verificación de la información proporcionada por las personas o el dejarnos llevar por el  voluntarismo y la precipitación.

En este sentido, Mary Richmond (1995) decía que los informes sociales suelen presentar una investigación y un plan formulado y puesto en práctica, pero adolecen de todo tipo de conexión discernible entre ellos.

Así pues, podemos encontrar al investigador Jane Addams el cual  alcanza  la máxima excelencia cuando, respetando la confidencialidad de los datos personales, extrae información general que presentaron como investigaciones sociales, para planificar los recursos.

Por tanto, el informe social se trata de un documento escrito específico que se centra en describir los acontecimientos pasados y presentes del cliente en su entorno familiar, social, económico, educativo, etc. Es decir, recoge hechos relevantes para describir y acreditar la situación de necesidad o carencia actual en la que se encuentra el/la usuario/a.

Hoy en día, es considerado de gran eficacia por la sistematización de la información social para conseguir cambios legislativos y reformas sociales muy importantes.

En cuanto a los objetivos del informe social, podemos destacar dos claves: comunicar y reflexionar.

La comunicación hace referencia al traslado del conocimiento de la situación o problema a otros/as profesionales. Además el análisis y la reflexión sobre la problemática de las personas permiten  una mejora  del diagnóstico y la intervención social.

Para la elaboración de un informe debemos tener en cuenta:

imagen1

Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Un comentario en “Informe social”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: