Palabras claves en el empleo del consumo de sustancias

Al hablar del consumo de sustancia hay que hacer hincapié en diferentes terminologías relacionadas con dicha problemática.

Para entender con una mayor profundidad este tema es necesario conocer el significado de uso; abuso; dependencia; tolerancia; síndrome de abstinencia y sobredosis.

Se puede decir que una droga se usa cuando su consumo se realiza de modo que no ocasiona graves trastornos ni en su comportamiento ni en su salud.

En cambio, se relaciona el abuso de las drogas cuando una persona las consume de manera frecuente y con ello, adquiere consecuencias negativas en relación al deterioro orgánico o psicosocial.

Se considera que una persona es dependiente cuando el consumo de sustancias forma parte de su estilo de vista y la requiere para el desarrollo de sus actividades cotidianas. Es por tanto, un estado físico o mental derivado de la reacción que provoca en el organismo la droga. Está determinado por el deseo extremo o compulsivo de manera continuada del mismo.

En cuanto a la dependencia, puede ser de dos maneras: física o psíquica.

  1. Dependencia física: es necesario introducir la droga en el cuerpo debido a la exigencia del propio organismo, ya que se ha acostumbrado a la presencia de la misma. Por lo que es imprescindible cierto nivel en sangre para poder funcionar con “normalidad”. Si este nivel baja, aparece el llamado síndrome de abstinencia.
  2. Dependencia psíquica: es ineludible el consumo abundante de la sustancia para experimentar sensación o liberarse de estados afectivos.

La tolerancia aparece en el momento en el cual una persona que consume comienza a tener efectos menores. Esto conlleva a una mayor frecuencia de consumo o a una dosis más amplia para conseguir los mismos efectos.

Dentro de la tolerancia podemos encontrar dos tipos: cruzada e inversa.

  1. La tolerancia cruzada es aquella a través de la cual el consumo de una droga puede llevar a la tolerancia a otras sustancias químicas similares.
  2. La tolerancia inversa es la que se produce cuando determinadas sustancias son capaces de provocar los mismos efectos psicológicos y fisiológicos con dosis cada vez menores.

Los síntomas que se manifiestan cuando las personas dejan de consumir bruscamente la sustancia, son conocidos como el síndrome de abstinencia. La abstinencia se encuentra relacionada con la dependencia.

La sobredosis es el estado por el cual el organismo es inducido debido a una ingesta superior de sustancia de la que puede soportar.

Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: