Diferencias importantes de términos

Apátrida: según la Convención sobre el Estatuto de Apátridas (1954) se estima como “una persona que no es considerada como nacional por ningún Estado, conforme a su legislación” (art.1.1). Hoy en día existen millones de personas en esta situación lo que conlleva un limbo legal y escaso acceso de protección de derechos.

Asilo: protección que un Estado ofrece a una persona de otra nacionalidad cuya vida o libertad está se encuentra en situación de peligro en su país de origen.

Derecho de asilo: es un derecho de toda persona poder solicitar asilo (es decir, protección) y a que esta petición sea examinada por un órgano imparcial e independiente. Mientras se estudia la solicitud, la persona no puede ser expulsada. El asilo, no obstante, es un concepto más amplio.

Desplazado: persona/as que huye de conflictos. Son personas atrapadas en un círculo interminable de violencia que, como una reacción natural ante las amenazas, huyen de las zonas de conflicto o persecuciones civiles.

Exiliado: se considera como una categoría sociológica más que una condición jurídica. Si una persona se exilia de un país por motivos políticos, el hecho de que reciba asilo en otro país puede ser también una decisión política.

Expatriado: de manera global se entiende como las personas que «viven fuera de su patria». Sin embargo, la Fundación del Español Urgente (Fundeu) aclara que son las personas que salen de su país para trabajar en otro.

Inmigrante: personas que se desplazan de un país a otro por variadas razones y durante un largo periodo de tiempo

Migrante: personas que eligen trasladarse no a causa de una amenaza directa de persecución o muerte, sino principalmente para mejorar sus vidas al encontrar trabajo o educación, por reunificación familiar, o por otras razones. A diferencia de los refugiados, quienes no pueden volver a su país, los migrantes continúan recibiendo la protección de su gobierno.

Refugiado/a: personas que huyen de conflictos armados o persecución. Generalmente, se encuentran en una situación tan peligrosa e intolerable que deben cruzar fronteras internacionales para buscar seguridad en los países cercanos y, convertirse entonces en ‘refugiados/as’ reconocidos internacionalmente.

La Convención de Ginebra de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados lo define como toda persona que “debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él” (art.1(a)

Retornado/a: término referido a aquellos/as personas que regresan de forma “voluntaria” a su hogar o anterior lugar de residencia del que un día debieron escapar al correr serio peligro su vida y su integridad.

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Un comentario en “Diferencias importantes de términos”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: