Orientaciones generales sobre la conducta profesional

Los/as profesionales del T.S. (al igual que muchos/as otros/as) se rigen por una conducta profesional y un código ético.

La actuación profesional llevada a cabo de forma correcta y honorable está presente en el propio Código Deontológico.

Algunas de esas actuaciones relacionadas con las conductas profesionales propias o de colegas se pueden apreciar a continuación.

Orientaciones generales sobre la conducta profesional

  • Se confía en que los/as trabajadores/as sociales desarrollen y mantengan las habilidades y preparación necesarias para desarrollar su trabajo.
  • No formen parte nunca en acciones con fines inhumanos tales como tortura o terrorismo.
  • Deben actuar con integridad, no abusar de la relación de confianza con los/as usuarios/as, reconocer los límites entre la vida personal y profesional, y no abusar de su posición para beneficios o ganancias personales.
  • Tienen la obligación de actuar con los/as usuarios/as de sus servicios con empatía y atención.
  • No está en su cometido subordinar las necesidades e intereses de los/as usuarios/as a sus propias necesidades o intereses.
  • Tienen la responsabilidad de hacer lo necesario para cuidar de sí mismos profesional y personalmente en el lugar de trabajo y en la sociedad, para asegurarse de que pueden ofrecer los servicios adecuados.
  • Los/as trabajadores/as sociales deben mantener la confidencialidad de la información sobre los/as usuarios/as y el secreto profesional. Las excepciones solo estarán justificadas por requerimientos éticos superiores (como preservar la vida).

  • Tienen que asumir la responsabilidad de sus acciones ante los/as usuarios/as de los servicios, las personas con las que trabajan, sus colegas, sus empleadores, las organizaciones profesionales y ante la ley. Incluso si ello es motivo de conflicto.
  • Deben estar dispuestos a colaborar con las escuelas de trabajo social para apoyar a los estudiantes de Trabajo Social a acceder a unas prácticas de formación de buena calidad que les permita mejorar su conocimiento práctico.
  • Promover y fomentar el debate ético entre sus colegas y empleadores y asumir la responsabilidad de tomar decisiones éticamente fundamentadas.
  • Deben estar preparados para dar cuenta de sus decisiones basadas en consideraciones éticas, y a asumir la responsabilidad de sus elecciones y actuaciones.
  • Tienen la misión de trabajar para generar unas condiciones, en las organizaciones donde trabajan y en sus países, donde los principios de esta declaración y los de sus códigos de ética nacionales (si los hay) sean debatidos, evaluados y defendidos.
Referencia: Código Deontológico del Trabajo Social
Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: