La práctica del sexting

El sexting se define como el envío de contenido fotográfico o vídeo de carácter sexual producidos por los/as jóvenes y enviado a través de dispositivos móviles, descuidando su propia privacidad.

En sus inicios el sexting iba dirigido al envío de SMS (mensajes de texto) de naturaleza sexual.

¿Por qué se realiza esta práctica?

Siguiendo diversos estudios, se puede apreciar que un impulsor del sexting es el contexto cultural en el que crecen los/as adolecentes. Es decir, hace referencia al culto al cuerpo, y que cada vez hay más “celebridades” y medios de comunicación que promueven estos valores, incluso que lo asocian con una vida “mejor” (más amigos/as, popularidad…)

Entre los expertos y estudios sobre este tema podemos encontrar ConnectSafely, el cual a través de un estudio ha determinado que las principales razones para esta situación son:

  • Noviazgo
  • Coqueteo
  • Lucimiento
  • Impulsividad
  • Presión de amigos/as
  • Venganza
  • Intimidación
  • Chantaje

Esta práctica tan común en jóvenes y adolescentes pone en riesgo su privacidad con las posibles consecuencias que conlleva. Un estudio realizado por Watch Foundation desvela que el 88% de las imágenes sugestivas que suben menores de edad a sus cuentas de Facebook o Twitter luego son recopiladas en portales de adultos

Siguiendo a PantallasAmigas los factores que pueden llevar al sexting se concentran en:

  • Creer que una imagen en un terminal móvil está segura y no son capaces de proyectar, de imaginar, las variadas formas en que esa imagen puede salir del dispositivo. Un robo, un error, una broma, un extravío… o la voluntad de su propietario/a.
  • Confiar plenamente en la discreción, sino el amor eterno profesado, por parte del destinatario/a del envío.
  • Sienten cierta presión de grupo que les lleva a ganar notoriedad y aceptación en este contexto, el digital. Este factor, añadido a la plenitud hormonal, puede generar combinaciones poco recomendables.
  • Las influencias y modelos sociales distan del recato. La exhibición de relaciones sexuales o desnudos por personas no profesionales, comunes, abundan en la Red.
  • Desconocen las consecuencias que para su vida puede llegar a tener el hecho de que esa imagen comprometida sea de dominio público.
  • La natural falta de percepción del riesgo que acompaña a la adolescencia y el espíritu transgresor desencadenan ciertos desafíos. En algunos casos resulta simplemente divertido, en otros, sirve para coquetear o dar otro contenido a una relación.

pensar.png

Fuente: Unicef

 

Referencias:
Pantallas amigas
Protección online

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Un comentario en “La práctica del sexting”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: