Figura representativa: Los Barnett

Augusto Samuel Barnett (1844- 1913)  fue reverendo de la parroquia de St. Judes en Whitechapel.

En 1873, se casó con Henrietta Octavia Weston Barnett, de soltera Rowland (1851 – 1936). En ese mismo año los Barnettbarnett llegaron Whitechapel, a la parroquia de San Judas con la intención de mejorar las condiciones sociales.

La zona se encontraba en condiciones miserables de vivienda y hacinamiento. Por lo que los Barnett trabajaron duro para las personas sin recursos de su parroquia, la apertura de escuelas nocturnas para adultos, dotándolos de música y entretenimiento, y sirviendo en la junta de tutores y de los comités de gestión de las escuelas.

Juntos iniciaron el movimiento de los Settlements House, que se lanzó tras la publicación de la University Settlements in our Great Towns y fue indicativo de la fuerte corriente de pensamiento que había comenzado.

Samuel Barnett influenciado por personajes tales como J. Ruskin y Octavia Hill, obtuvo la reputación de entrenador de funcionarios brillantes y de jóvenes reformadores.

Crearon el movimiento de los establecimientos en 1894. Basados en la importancia de la relación personal en los procesos de ayuda.

El propio Barnett explica el “movimiento de los establecimientos” en tres causas:

La gran desconfianza y descrédito de la beneficencia reglamentada y de filantropía existente. Un sector de los universitarios de Oxford y Cambridge pedían otra manera de trabajar de las instituciones. Entendían que las sociedades de caridad organizada habían malacostumbrado a las personas sin recursos.

La demanda de conocimiento científico acerca de la pobreza. Una investigación crítica realizada por un conocimiento directo de dicha población.

El crecimiento del espíritu humano o de la humanidad. Se produce, en determinados círculos el deseo de ir más allá de la distinción de clases, de viejos hábitos, de líneas ideológicas y cualquier cosa que obstaculice al hombre su capacidad de ayuda. Ante esto, los hombres y mujeres de la universidad se mostraron críticos. Se encontraban entre dos deberes: el del conocimiento, la búsqueda de la verdad y el de la ayuda a los/as necesitados/as. Por ello dieron la bienvenida a la aparición de un sistema de vida donde podían desarrollar su profesión, su propia vida a la par que entraban en contacto con las clases más desfavorecidas. Ello ocurrió a través de la puesta en marcha de un método de trabajo, los settlements house (barrios donde convivían estos profesores y alumnos universitarios acomodados con las personas que se encontraban en situación de pobreza).

Anuncio publicitario

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: