Mediación

El pasado domingo (21 de enero) fue el Día Europeo de la Mediación. Esta fecha viene señalada por la Recomendación sobre Mediación Familiar que fue aprobada en 1998 por el Consejo de Europa.

Si hablamos de mediación parece que lo hacemos de algo novedoso, pero no es así. Solo hace falta analizar un poco la sociedad, acudir a las investigaciones o leer/ ver los medios de comunicación para comprobar como los conflictos y la violencia es algo que desgraciadamente se encuentra a la orden del día.

Es por ello que la mediación se da en una variedad de ámbitos como son las instituciones (juzgados, colegios profesionales…) o como mecanismo de resolución de conflictos.

¿Qué es un conflicto?

De una manera muy simple, un conflicto se considera como aquel problema que aparece cuando no se logra satisfacer la necesidad de la parte o partes implicadas.

¿Cuándo aparece?

No se encuentra una fecha estimada de la aparición de la mediación, pero sí que este proceso siempre ha existido. Si hablamos de la cultura occidental, sí que se puede decir que hace menos de veinte años que ha aparecido como sustituto de otros métodos en la resolución de conflictos.

conflicto

¿Qué es la mediación?

Es un proceso que tiene sus inicios en la pérdida de la negociación de las personas que se  encuentran en conflicto. Es decir, las partes están atascadas y es a través de la intervención de una tercera persona neutral donde puede empezar a fluir la comunicación. También puede ser considerado como un proceso de aprendizaje de la persona.

Los temas a tratar son diversos. Algunos de ellos son:

  • Sentimientos.
  • Comunicación entre las partes.
  • Estereotipos o percepciones erróneas.
  • Comportamientos negativos.
  • Intereses aparentes o reales.
  • Diferencias de valor.
  • Dificultades para iniciar negociaciones.

¿Qué se pretende?

Un proceso es eficaz cuando se obtiene resultados acorde a lo que se espera. Si seguimos a Vallejo y Guillen (2008) el/la mediador/a presenta unos objetivos claros:

  • Mejorar la comunicación entre las partes o restablecerla.
  • Mejorar las relaciones entre las partes, padres e hijos, abuelos, hermanos consanguíneos, clientes, empresarios, comités sindicales…
  • Encontrar soluciones pactadas y adecuadas a cada situación concreta.
  • Tener en cuenta las necesidades de cada miembro.
  • Evitar el enquistamiento del conflicto y su repercusión hacia la sociedad.
  • Desarrollar un proyecto de acuerdo

Estos objetivos son reafirmados por Peña (2013) al declarar que la mediación:

  • Facilita un establecimiento de una nueva relación entre las partes en conflicto.
  • Aumenta el respeto y la confianza entre las partes.
  • Corrige percepciones e informaciones falsas que pueden tener respecto al conflicto y/o a los implicados.
  • Crea un marco que facilite la comunicación.
Referencia:
Vallejo, R y Guillén,C. (2008). Mediación: proceso, tácticas y técnicas. Madrid:Piramide
Peña, Mª. A. (2013). “El proceso de mediación, capacidades y habilidades del mediador”. Madrid: Dykinson, S.L

 

Autor: Begoña Jiménez

Trabajadora social en constante evolución. Especializada en Intervención Familiar. Por encima de todo, ser humano. A través del blog pretendo dar a conocer mi opinión acerca de diversas temáticas e intentar que el/la trabajador/a social deje de ser ese gran desconocido/a para muchas personas.

Un comentario en “Mediación”

  1. Pingback: Asertividad |

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: