Minientrada

El problema social de la precariedad laboral

1 de mayo: día para priorizar a las personas y no ser esclavo del trabajo.

Con motivo del día del Trabajador quiero hablar del futuro profesional. Empiezo diciendo que el artículo 35 de la Constitución española indica además del deber y el derecho al trabajo, el derecho a obtener una remuneración suficiente para satisfacer las necesidades básicas.

Hoy en día se habla mucho sobre el tema de la precariedad laboral. Es más, creo que después de la campaña electoral quizás estemos un poco hartos de escuchar sobre el tema y no ver actuaciones al respecto, que es lo que realmente cuenta.

Sigue leyendo

Anuncios
Minientrada

Empoderamiento

Aprovechando el día festivo y dejando atrás la mascarita para disfrutar del Carnaval, me he puesto a investigar en la red.

¿Qué he buscado?

Principalmente quería hablar del sexismo, del acoso hacia la mujer y de los movimientos que cada vez van ocupando más noticias. Sin embargo, lo que he hecho ha sido entrar en internet para averiguar qué comentan y qué se puede leer sobre el empoderamiento femenino. Sabrán que es un tema que a mí me mueve bastante y he querido aprovechar que esta semana tenemos la huelga feminista para volver con una entrada en el blog. Sigue leyendo

Minientrada

Decir adiós

¡Hola de nuevo! Hacia un tiempo que no escribía nada (los trabajos me absorben), pero tenía muchas ganas. Quizás no es la mejor entrada para una vuelta, sin embargo, es algo que ya había pensado. A lo mejor, se puede relacionar bastante por las fechas en las que estamos, pero el propósito no es solo tener en cuenta a las personas que tenemos a nuestro alrededor sino reflexionar sobre la vida. Perdón si me voy un poco a la nostalgia.

El caso es que tanto como persona como profesionales nos enfrentamos a la pérdida de las personas que tenemos próximas. La primera pérdida profesionalmente la tuve hace unos 6 años. Aún hoy me acuerdo de llegar y ver la ambulancia fuera, cosa que no era de extrañar porque podría ser desde un traslado a cita médica, rehabilitación o que alguien se hubiera puesto malo. Al entrar se notaba el ambiente diferente, demasiado silencio y caras largas. Ahí ya sabía que había pasado algo. No sé qué cara pondría cuando me lo comunicaron, pero lo que sé es que no se me olvida ver la cama vacía, a un familiar recoger sus pertenencias y a nosotros/as mismas tanto ese día como los siguientes pensando ahora tendría cita con él, ahora tendría que ir a tal sitio…

Todo eso se me está removiendo más por dentro porque en el tiempo que llevo trabajando para esta entidad he sufrido varias pérdidas. Y digo SUFRIDO porque aunque no fueran familiares, amigos míos ni los conociera de toda la vida, una parte de mí se ha partido al conocer la noticia. Esta misma semana he pasado por eso dos veces. Es algo que me deja todo el día pensando y quizás en un estado de stand by. Es verdad, que cada caso es un mundo y que no es lo mismo las personas que sabes que sufre alguna enfermedad bastante complicada a otras que hasta ese entonces no sufrían de nada.

Probablemente muchos no lo consideren una entrada importante o ni siquiera comprendan por qué lo hago. No obstante, escribo no solo para desahogarme sino una forma de reconocer que ellos/as han formado parte de mi vida. Es difícil haber estado en casa de una persona y que al intentar contactar de nuevo te conteste un familiar diciendo que ha fallecido y además recientemente.

foto flor despedida

Siendo trabajadores/as sociales una parte de nuestros “quehaceres” está vinculado a la pérdida directa o indirectamente que padecen los/as usuarios/as. Me refiero a que existen diferente tipos de pérdidas. La de algún ser querido (puede ser por fallecimiento o distanciamiento), de salud, de libertad (considerada por ejemplo por acoso o internamiento), vivienda, poder adquisitivo…

Desde el psicoanálisis sabemos que el duelo es una respuesta común a la pérdida de una persona querida acompañado de una negación y renuncia emocional.

¿Estamos preparados/as para afrontar la pérdida de nuestros/as usuarios/as? ¿Somos capaces de aplicar lo que intentamos con las otras personas a nosotros/as mismos/as?

Eso es algo que llevo tiempo pensando, y aún sigo sin estar convencida de tener una respuesta 100% clara al respecto. ¿Realmente se nos prepara para ello? Si echo una mirada hacia atrás no creo que en mi formación académica se profundizara mucho sobre el tema. Y aquí me pregunto: ¿no es algo vital?.  Es verdad que hay profesionales y/o puestos de trabajo que lo requieren más que otros, pero si yo que ahora mismo no estoy relacionada con ninguno de esos casos lo veo a menudo, es algo para pensarlo.

Todo esto me ha llevado también a realizar una búsqueda acerca del Trabajo Social y la pérdida de usuarios/as. He de decir que ha sido un fracaso absoluto. No tenía las expectativas altas, pero casi todo lo que he encontrado se enfoca a la ayuda del profesional al usuario/a para afrontar dicha pérdida. Nadie habla de que esa pérdida puede ser bidireccional tanto para la familia como para el/la profesional.

¿Han pasado por lo mismo? ¿Creen que se nos prepara para estos casos? ¿Qué piensan?

Minientrada

Derecho sexual

Quiero aportar parte de un pequeño artículo que me han publicado recientemente. En el mismo lo que se trata es de ver y reflexionar sobre el derecho sexual de las personas con diversidad funcional (discapacidad).

[…] Desde el comienzo de los tiempos se ha tratado aquello estimado fuera de lo común u ordinario como algo que se aparta, se discrimina.

Es desde este enfoque de donde parto con la finalidad de acercarme a la sexualidad de las personas con diversidad funcional así como con el propósito de lograr una concienciación sobre esta temática específica.

¿Qué piensa y siente la sociedad cuando se habla de la sexualidad de las personas con diversidad funcional?

Sigue leyendo

Minientrada

Asertividad

Los seres humanos somos seres sociales y, por tanto, interactuamos en diferentes escenarios. Gran parte de nuestro tiempo estas interacciones son de carácter social.

Desde pequeños nos enseñan hablar, pero no a “comunicarnos”. Al decir comunicación hago referencia a las habilidades sociales. Estas son definidas como aquella capacidad o destreza social necesaria para realizar de una forma eficiente una tarea de carácter interpersonal.

El origen de las habilidades sociales se estima sobre los años 30 cuando se llevaron a cabo investigaciones cuyo principal objetivo era estudiar diversos aspectos de la conducta social de niños/as. Como resultado de dichas investigaciones se considera que el entrenamiento en habilidades sociales es efectivo para el desarrollo de conductas socialmente competentes. Con el paso del tiempo ha ido aumentando el estudio e interés por dicho tema, y con ello las técnicas, estrategias y procedimientos a través de los cuales se puede aprender y/o mejorar las conductas de interacción social.

Sigue leyendo

Minientrada

Ofertas empleo T.S.

Esta entrada la había escrito hace tiempo motivada por esas ofertas de empleo que salen y te quedas con una poker face increíble. Hoy he visto una de ellas y me la ha recordado.

Por eso, me gustaría hablar de las megas geniales ofertas de trabajador/a social que encontramos en la red. Esto es algo que viene de largo e incluso creo que habrá ya algún post hablando del tema.

Pero es que cada vez me indigna un poquito más. Es un tema que sale bastante a debate con los/as compis, ya se tenga o no trabajo dentro del sector. La cuestión es que dependiendo de la página de ofertas que mires (aunque generalmente suelen ser las mismas) las características principales además de la titulación académica (obviamente) también requieren tener una amplia gamas de formación complementaria que claramente dependiendo del ámbito al que se dirija varía.

Sigue leyendo

Minientrada

De oca a oca

De oca a oca y tiro porque me toca. De visita domiciliaria, en visita domiciliaria. De entrevista en entrevista. Si ahora mismo escribiera un libro tengo claro que su título sería “Cómo ponerse en forma siendo un/a trabajador/a social que sale a la calle”. Quizás un poco largo, ¿no?. Pero ahora mismo es mi resumen diario.

En este último mes no he parado de estar de un lado a otro. De subir y bajar escalera. Mi podómetro indica que de media hago al día unos 6 km (solo en horario laboral). Para que luego digan que los jóvenes no caminamos.

Sigue leyendo